gatos y bebés

Si estás embarazada seguro que te surgen mil dudas sobre la convivencia entre gatos y bebés. Hay muchos mitos que va siendo hora de desterrar y, para ello, hoy vamos a ver algunas de las dudas más frecuentes que suelen surgir.

El embarazo con gatos

embarazo y gatos

Aun se sigue escuchando, en ocasiones incluso dicho por profesionales médicos, que las embarazadas no pueden convivir con gatos y en muchos de esos casos ni si quiera nos saben dar una explicación. Esta creencia viene por la posibilidad de que nuestro gato nos contagie de Toxoplasmosis pero ¿Cómo se puede dar esta situación?

La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad provocada por el protozoo Toxoplasma Gondii que, en condiciones normales, se pasa como un simple catarro pero que puede afectar de manera seria a personas con el sistema inmune débil o al feto.

Para que nuestro gato nos pueda contagiar, debe alimentarse de carne cruda (o cazar) o beber agua en mal estado para ser portador. Después incubará al parásito durante 20 días y expulsará los ooquistes durante las siguientes 3 semanas.

Estos solo podrán contagiarnos una vez que pasen 24 horas desde la deposición y para hacerlo debemos estar en contacto con ellos (tocar las heces) y después tocarnos la boca.

¿Cómo evitar que nuestro gato nos pueda contagiar?

Si no tiene acceso al exterior y no come comida cruda, es muy difícil que sea portador. Aun así, basta con recoger las heces varias veces al día, intentar que lo haga otra persona que no sea la embrazada o que esta lo haga con guantes (y si queremos extremar precauciones con mascarilla).

De todas formas, es mucho más frecuente el contagio por otros medios como:

  • Comer frutas y verduras sin limpiar correctamente
  • Comiendo carne cruda o semicruda
  • Manipulando tierra en un jardín o huerta
  • Bebiendo leche cruda
  • Bebiendo agua en mal estado

Convivencia entre gatos y bebés

niños y gatos

¿Pueden dormir juntos gatos y bebés?

Las recomendaciones para un colecho seguro, y se podría ampliar a dormir en la habitación con gatos que se suelen subir con nosotros a dormir, es que el bebé y el gato no duerman en la misma estancia. La razón de ello es que si el gato tiende a dormir encima nuestro, es posible que intente dormir encima del bebé y esto es peligroso.

Si tu gato duerme a los pies de la cama o en su propia cuna, el riesgo es mucho menor, pero tienes que pensar también qué te hará sentir a ti más segura.

Si te planteas que descansaréis mejor si el gato no comparte la habitación con vosotros cuando nazca el bebé, debes comenzar esta rutina varios meses antes de dar a luz para no añadir una fuente de estrés adicional a tu gato.

¿Son peligrosos los pelos de gato para mi bebé?

El mayor riesgo que los pelos pueden suponer para un bebé es el torniquete, ya que no va a ingerir tantos pelos como para ocasionar un problema. El torniquete se produce cuando el pelo se enrosca alrededor de un dedo o del pene del bebé y no deja pasar correctamente la circulación.

Pero ¿son suficientemente largos los pelos de tu gato? Este problema se suele dar con nuestro propio cabello o con fibras de la ropa del bebé. Para prevenirlo lo mejor es que revises sus piececitos y el pene en el baño o en el cambiador.

¿Y si mi gato tiene alergia al bebé?

Hay estudios recientes que indican que los niños que crecen con gatos tienen menos probabilidad de desarrollar alergias y asma. Aun así, si tu peque desarrollase una alergia al gato hay formas de reducir las reacciones al convivir:

  • Cepillados frecuentes y uso de vetriderm
  • Baños (si el gato está acostumbrado)
  • Aspiración de suelo y superficies
  • Evitar escobas y alfombras
  • Evitar que el gato acceda a la habitación del niño

Tienes un artículo específico sobre el tema porque en nuestra casa tenemos un alérgico, mi marido, y llevamos ya 9 años conviviendo con perro y dos gatos.

Evitar los conflictos entre gatos y bebés

Hay gente que piensa que el gato se va a »volver loco» y atacar al bebé o algo similar, y nada más lejos de la realidad. Un gato manda muchas señales de incomodidad antes de hacer nada y la agresividad es la última de ellas.

Lo esencial es que sepamos comprender a nuestro gato, y a lo largo del blog tienes muchísimos artículos sobre ello, y además podemos tomar algunas medidas para ayudar a nuestro gato a adaptarse a la llegada del bebé:

  • Prepararle de forma progresiva para su llegada
  • Hacer las presentaciones de forma tranquila
  • Saber detectar si nuestro gato está estresado
  • Proporcionarle lugares seguros en los que pueda refugiarse, sobre todo cuando el niño comience a gatear y andar

¡Descubre mi ebook sobre niños y gatos!

Descubre en mi nuevo ebook:

  • Los miedos más habituales durante el embarazo sobre la convivencia entre bebés y gatos
  • Cómo preparar a nuestro gato para la llegada del bebé
  • Cómo hacer las presentaciones
  • Cómo detectar algún problema de salud o de estrés en nuestro gato

¿Cómo puedes conseguirlo?

Está disponible hasta el domingo día 11 en el bundle lifestyle ¡Solo quedan dos días! Con la compra disfrutarás de 165 cursos por solo 50€ cuando su precio habitual conjunto supera los 9600€ ¡Un 99% de descuento!

Puedes registrarte o descargártelos durante todo un año y después los tendrás disponibles ¡Para toda la vida!

¿Qué encontrarás?

Entre los 165 cursos encontrarás temáticas muy diversas:

  • Estilo de vida: Fotografía, orden en casa, decoración…
  • Viajes: Organización, planificador, vida camper, viajar en familia…
  • Bienestar: Belleza, autocuidado, yoga…
  • Vida sana: Alimentación, deporte, cocina vegana…
  • Maternidad: Estimulación temprana, alimentación complementaria…
  • Emprendimiento: Redes sociales, Productividad, creación de videos y contenido…

¡A que estás esperando! Pásate a ver todos los cursos disponibles y, estoy segura, de que si te interesan 2 o 3 ya te merece la pena comprar el bundle. ¡Si tienes cualquier duda déjamela en comentarios!

por Celia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *